Blog • Diciembre 2010

Las lecturas de 2010: René López Villamar

Diciembre 6, 2010
Por Hermano Cerdo

René López Villamar es fundador de la editorial Uno de tres y miembro del equipo editorial de HermanoCerdo. Su blog es Teoría del Caos.

Este año fue probablemente el que mejor calidad de libros he leído en mi vida, en gran parte gracias a la aparición de los ebooks, que me hicieron cercanos libros que de otra forma no hubiera podido leer. El mejor libro que leí son dos, que se levantan como dos pilares de sus respectivas lenguas, y ambos merecen el título de Gran Novela Americana: Providence de Juan Francisco Ferré y A Naked Singualrity de Sergio de la Pava. Ambos libros tienen en común una mirada muy potente al final del sueño americano, así como una astucia verbal y estructural refrescante. En mi mundo perfecto, estarían en las cimas del canon literario del siglo XXI, y quizá lleguen a estarlo.

Pero eso no fue todo, porque leí grandes novelas este año: Four Fingers of Dead de Rick Moody, la novelización del remake del 2053 de The Crawling HandThe Thousand Autumns of Jacob de David MitchellIlustrado de Miguel Syjuco aunque el final me decepcionó un poco, Nocilla Experience de Agustín Fernández MalloLos muertos de Jorge CarriónThe Anthologist de Nicholson BakerThe Fifty Year Sword de Mark Z. DanielewskiBlack Box Beatles de Claro entre otros tantos que no anoto por no alargar más aún más esta lista.

No quiero dejar de mencionar varios cuentos que leí o releí en 2010 —vaya que leí cuentos este año— y que dejaron la fuerte impresión que deben dejarte los buenos cuentos: “Some of Us Had Been Threatening Our Friend Colby” y “I Bought a Little City” de Donald Barthelme, “Cabeza llena de pájaros” de Luis Panini, “Sudoka” de Javier Moreno, “Hombres callados” de Leslie Jamison, “Crítico” de Rafael Lemus, “El abrazo de Cthulhu” de David Miklos y “Jefa de prensa” de Paola Tinoco —hay un detalle sangriento que no he podido sacar de mi cabeza desde que lo leí—, “Otro detective más” de Óscar Gual —que ya me dirá que no, que no es un cuento—, “Johnny Cash viaja por España” y “Coches de alquiler” de Manuel Vilas —de los que alegarán que tampoco son cuentos— y “La noche boca arriba” de Julio Cortázar, que creo que releo todos los años. También leí cuentos malísimos. Digamos que la proporción fue 20 malos a 1 bueno. Pero si se considera que con las novelas la proporción fue 3 a 1, pienso que o soy mejor para elegir las novelas que leo o hay demasiados cuentos.

En fin, ha sido un año de demasiadas buena ficción para mí, pero también leí grandes libros de no ficción, como Extra Lives de Tom BissellAlthough of Course You End Up Becoming YourselfA Road Trip with David Foster Wallace de David LipskyThe Big ShortThe Blind Side de Michael LewisAfterpop de Eloy Fernández Porta, y Reality Hunger de David Shields.

En poesía, lo mejor fue Joan Fontaine Odisea de Agustín Fernández Mallo. Lo leí ocho veces. También leí muchísimo a Fabián Casas y me da por pensar que él y FM deberían tener un hijo. Disfruté mucho los descubrimientos de Elena Medel y de Paul Muldoon, cuyo hijo sería biológicamente más probable pero no se me antojaría en lo absoluto.

Me parece casi injusto haber leído tantos libros tan buenos este año, sobretodo porque sentí que este año tuve muy poco tiempo libre para leer. Me parece injusto que haya tantos escritores tan buenos en activo y otros muertos pero tan buenos que parece que siguen en activo y que haya tan poco tiempo para leer. Uno debería tener una vida entera sólo para leer. No envido a los lectores del siglo XXX que tendrán mil años más de literatura para elegir, porque nunca terminaremos de escribirlo todo.

Les deseo a todos las mejores lecturas en este 2011

Un comentario a “Las lecturas de 2010: René López Villamar”

  1. Maya dice:

    Me gusta la idea de hacer un recuento de lecturas al fin del año: Justo ahora me estoy preguntando que tan fructífero fue este 2010 para mis lecturas y relecturas. Buen artículo. ¡Saludos!

Deja un comentario