Blog • Diciembre 2010

Las lecturas de 2010: Pablo Muñoz

Diciembre 5, 2010
Por Hermano Cerdo

Pablo Muñoz es colaborador frecuente de muchas y variadas publicaciones y autor del blog El rincón del Alvy Singer.

Este año se han publicado en castellano dos ensayos magníficos. El primero es El instinto del Arte de Denis Dutton con una tesis seductora que asegura que cuanto más evolucionamos, más apreciamos la belleza y esa belleza, ese arte, es producto de la sofisticación. Eficacia asegurada contra la retórica de los dead-ends y las performances y demás expansiones del siglo XX, Dutton nos anima a sentirnos prohombres mientras que al terminar uno se da un garbeo por Facebook y queda la periferia. La bendita y extraña periferia de casi todas las cosas fascinantes. En fin, que muy bien. Luego está el soberbio Proust y la Neurociencia de Jonah Lehrer. Un libro revolucionario. Una lectura hermosa y clarificadora. En su coda final dispara contra Pinker y la Tercera Cultura. No está precisamente amable con la cultura de humanidades, pero habla de la fundación de la Cuarta Cultura: la que permita a arte y ciencia ser, al fin, una convivencia y no un eterno ir y venir. El libro son una serie de ensayos en la que se nos explica como Whitman predijo a Damasio con su frase o como Woolf y McEwan (el único contemporáneo analizado, en la coda) se han ocupado de estudiar los efectos (neurológicos también ¡por supuesto!) del yo en sus novelas.  Hay que leer a Lehrer. Hay que volver a intentar la crítica literaria.

Este año he leído novelas recomendables también. Alba Cromm, de Vicente Luis Mora, una parodia que es policial y que deja un poso triste y extraño tras cierto frenesí. Hilo musical de Miqui Otero es una novela sobre parques de atracciones, juventud, rock and roll y demás educaciones sentimentales. Otero es increíblemente divertido. Innegablemente. Una novela intensa y triste y profunda es Freedom. Todo lo que escribe Franzen en esta obra se ocupa de la vida ordinaria de los hombres y hay partes más bien poéticas y otras de una admirable fuerza narrativa. Es mi lectura favorita del año respecto a las novedades de ficción.

Deja un comentario