Blog • Diciembre 2010

Las Lecturas de 2010: Mercedes Paz

Diciembre 20, 2010
Por Hermano Cerdo

Mercedes Paz consulta diccionarios.

Este año empecé leyendo Staring at the Sun, uno de los pocos libros de Julian Barnes que me faltaba leer, y me costó mucho terminarlo por lo aburridísimo que me pareció. No lo lean. Lean todo lo de Barnes que no sea ése.

Otro gran escritor inglés que me desilusionó: Ian McEwan en Solar. Como dice Lola, las expectativas lo arruinan todo. Impecablemente escrito, eso sí, pero sin sustancia.

Adoré Paddy Clarke, Ha, Ha, Ha de Roddy Doyle: al fin el relato de una infancia feliz en Irlanda.

Perdí mucho tiempo con las casi 500 páginas de Sabbath’s Theater, de Philip Roth, una novela demasiado desmesurada y delirante para mi gusto.

Este año fue para mí un año muy triste y leí dos libros muy tristes, pero también muy hermosos: The Sea, de John Banville, y Last Orders, de Graham Swift.

Me divertí mucho leyendo How to Be Good de Nick Hornby. Más con la primera mitad que con la segunda.

También la pasé muy bien leyendo el delirio futurista-apocalíptico llamado Super Sad True Love Story del gran Gary Shteyngart. Ojalá Nueva York nunca se convierta en la Nueva York del libro.

The Inheritance of Loss, de Kiran Desai me pareció demasiado triste, pero me gustan las historias de inmigrantes en Estados Unidos (un poco al estilo de Aleksandar Hemon). Y hablando de inmigrantes en Estados Unidos, leí los cuentos de Junot Díaz en Drown, que son una maravilla.

Por primera vez leí a Michael Chabon: Manhood for Amateurs, divertidísimo, interesante, sensible y muy bien escrito.

Me reí a carcajadas con las experiencias de David Sedaris trabajando de elfo navideño en Macy’s, contadas con la gracia de siempre en Santaland Diaries.

Ah, también leí The Kid, donde Dan Savage cuenta el proceso de adopción de su hijo. Un libro conmovedor que debería ser de lectura obligatoria en las escuelas secundarias.

Sí: solo leí en inglés, y sí: es una vergüenza.

Deja un comentario