Blog • Diciembre 2010

Las lecturas de 2010: Javier Avilés

Diciembre 4, 2010
Por Hermano Cerdo

Javier Avilés es crítico literario en El lamento de Portnoy y autor de la novela Constatación brutal del presente

¿Es una sensación mía o 2010 no ha dado mucho de sí?
Tal vez me he dedicado más a otras cosas y he olvidado dedicarme a la lectura por placer. En el blog se ha notado esa disminución en el ritmo de lectura y hay pocas reseñas literarias y menos de novedades.
Lo que pasa es que no puedo hablar de según que cosas. Porque mi relación contractual con Libros del Silencio me ha impedido hablar de Dinero gratis, de Carlo Padial y de Dog soldiers, de Robert Stone, como hubiese querido… aunque no me impidió a principios de año hablar de una de las más arriesgadas de sus apuestas editoriales y una de las más fascinantes y originales novelas de los últimos años, El afinador de habitaciones, de Celso Castro.

Si hubiese que nombrar a una novela como Novela del año, sin duda elegiría a Dublinesca, de Enrique Vila-Matas.
Y luego Providence, de Juan Francisco Ferré (aunque se folle demasiado en la novela), y luego Inframundo, de Javier A. Moreno (sin ningún pero), y luego Los muertos de Jorge Carrión, y luego Suomenlinna, de Javier Calvo

La mayoría de mis lecturas son cuentas pendientes, así que citaremos Impressions d’Afrique, de Raymond Roussel, Mason y Dixon, de Thomas Pynchon, Ruido de fondo, de Don DeLillo, Diario de un mal año, de J. M. Coetzee, y La maleta, de Sergei Dovlatov.

Y relecturas, claro. Las de Molloy, Malone muere y El innombrable, de Samuel Beckett, motivadas por la novela de Vila-Matas y la de El guardián entre el centeno, de J. D. Salinger, que me permitió conspirar en torno a La broma infinita de David Foster Wallace como reescritura de la novela de Salinger.
(Más detalles en el blog)

Leo cómics y novelas de ciencia-ficción. Pluto de Naoki Urasawa, es una obra excepcional.
Cada año se me olvida recomendar a Terry Pratchett. Cada vez me gusta más, cada vez sus novelas son más complejas y elaboradas, sin renunciar a la sencillez y a la diversión.

En fin, espero que el próximo año esté en vuestras listas Constatación brutal del presente, que publicará en enero Libros del Silencio.

3 comentarios a “Las lecturas de 2010: Javier Avilés”

  1. Blumm dice:

    Lo leeremos, sin duda.
    ¡Suerte!

  2. Karla Olvera dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con que Dublinesca es el mejor libro de 2010. Gran selección la de Javier.

    abrazos,

    k

  3. Jesús Garrido dice:

    lo quiero conseguir ya.

    gracias

Deja un comentario