Blog • Diciembre 2010

Las Lecturas de 2010: Carolina Venegas

Diciembre 20, 2010
Por Hermano Cerdo

Carolina Venegas es editora de literatura infantil y juvenil.

Empecé el año con When You Reach Me de Rebecca Stead, que parece ya ser unos de los libros más recomendados de HermanoCerdo. Me enamoré de este libro de dos maneras. La primera como Schlüsselkinder, o niña con llaves. Y sí, es que me vi identificada con muchas cosas de Miranda, la protagonista. Pero, lo más importante, es que me enamoré del libro como editora, un nuevo amor, por fin. Sabía que tenía que ser publicado en español, como fuera, porque es una historia como las que uno quería leer cuando chiquito, y como las que quiere leer de grande. Un amor, puedo decir, con final feliz.

También leí The Brief Wondrous Life of Oscar Wao, de Junot Díaz. En ingles, sí, porque no me he podido imaginar cómo sería la traducción. Su uso del lenguaje, de ese espanglish tan complicado, me impresionó porque nunca lo sentí forzado, solo musical. Oscar es un personaje que me conmovió hasta las lágrimas varias veces, sobre todo al final, justo al final. Este libro no se puede dejar pasar.

Y también me metí en la trilogía de Millennium, con mucho escepticismo al principio. El primero lo leí con calma, el segundo lo devoré, pero en el tercero me cansé y me lo debo para el año que viene. Eso sí, varias de las noches en que me quedé dormida leyendo sobre Lisabeth Salander, tuve sueños acelerados que me dejaban una sensación de angustia al día siguiente

El otro libro que estuvo conmigo todo el año fue el de la poesía de Sylvia Plath, la edición de Everyman’s Library que es un tesoro. Se quedará en la mesa de noche hasta que me vaya de esa casa.

También leí La soledad de los números primos, de Paolo Giordano. No pude parar. Es una novela dolorosa, con personajes que extrañé días después, pero que, la verdad, siempre quise matar.

Ahora, desde hace unos meses, me paseo por la obra completa de Dorothy Parker mientras espero que su espíritu se apodere de mí y me ayude a escribir lo que tengo que escribir antes de que se acabe el año.

Deja un comentario